En una ocasión llegó Don Pedro a mi oficina con su segunda esposa.  Me contó que tenia 3 hijos  adultos de su primer matrimonio y que con Doña María había establecido un negocio y comprado una casa.  Me pregunto:  ¿Qué debo hacer para que mi esposa no tenga conflictos con mis hijos cuando yo no esté? ¿Cómo hago  para dejarle lo más posible a mi esposa para que no quede desamparada?

Mi respuesta fue: “Tiene que hacer un testamento”

En el caso de Don Pedro, sus hijos son sus herederos forzosos. La ley dispone que como mínimo les debe dejar a ellos una tercera parte (legitima estricta) de sus bienes en partes iguales.  El otro tercio, llamado la Mejora, le corresponde a hijos o descendientes.  Esto es; hijos, nietos, biznietos…

El tercio de libre disposición podrá dejarlo a Don Pedro, a su esposa Maria.

Además, del derecho al usufructo viudal que tiene como esposa.

Antes de partir la herencia, hay que dividir la Sociedad legal de Gananciales. Por lo que,  Maria ya tiene la mitad de todo.  Con ese tercio que le dejó Don Pedro ella va a tener la mitad mas una tercera parte de los bienes que le corresponden a los hijos.

Cuando se hace un testamento, se pueden hacer cláusulas de sustitución, dejar legados y bienes en usufructo.

Para mas información sobre si debes hacer un Testamento,  escribe a nuestro correo electrónico: wilmarosario@wilmarosariolawoffice.com

tambien puede interesarte

wilma rosario
Tutela Voluntaria
Legados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *